sábado, 29 de mayo de 2010

Pandorum

Mutantes en la nave.

Hacía tiempo que quería ver esta película y el otro día que la pude conseguir no perdí el tiempo. Nervioso cual colegial di al play del reproductor dvd esperando encontrarme con algo del estilo Horizonte Final. La cual pasa a ser unas de mis favoritas al unir con gracia dos de mis géneros preferidos terror y ciencia-ficción.

En esta sólo sabía más o menos el argumento y que el protagonista principal era Dennis Quaid. El cual después de ver su divertido papel -por decir algo bueno- de G.I.Joe supuse que querría resarcirse y mejorar su autoestima.

No contaré mucho sobre la historia para evitar spoilers pero sí diré que está bien pensada. Ya sabéis como odio que las historias en las películas tengan una base absurda llena de incoherencias y estupideces. Sin embargo, aunque fantasiosa, no nos encontramos con nada parecido a la estupidez. Los personajes actuan con lógica -algo raro en una peli de terror- y si alguna decisión que puedan tomar a lo largo del metraje sea equivocada no puede acharcarse a una simple necesidad del guión -que eso me repatea hasta los hígados-.



La ambientación, decorados e iluminación, está muy bien conseguida, incluso a veces -muchas veces-, nos recuerda al cargero de Alien. No sé cuanto se habrán gastado en este sentido pero lo han logrado bien. Los actores cumplen gratamente con su cometido destacando -a mi parecer- Dennis Quaid y Antje Traue -quizás por que me van las tipas duras tipo Ripley-.




Al principio la película engancha por el misterio que nos presenta pero poco después el misterio se transforma en terror al más puro estilo Alien -queráis o no esa película creo un género- pero pronto deja esa faceta terrorífica un poco de lado para conjugar varios estílos como la acción y el misterio salpicados por esos toques de terror que aún no quiere desprenderse. Sin embargo al final predomina ya la acción sobre todos los otros. Personalmente creo que esto mismo que otros usan para desacreditar la película a mí me parece un acierto. El director o el guionista -eso nunca se sabe- nos mueve entre los estilos con gracia y como quiere sin que por ello -por lo menos yo- perdamos intereses. Cierto es que el/los monstruos se muestran muy pronto -como es leído por ahí- pero no considero que eso sea malo. Por el contrario de no hacerlo así no tendríamos más que otro Alien por el que nadie pagaría por ver. Y eso no es negocio.

Por cierto -y destripando un poco el final- me encanta la muerte de Manh (Cung Lee), el guerrero que le da la réplica a Nadia (Antje Traue), a las manos de la niñita mutante.



En resumidas cuentas. Si una noche no tenéis nada que ver os recomiendo verla.




Corcho, después de escribir el post me está apeteciendo ver otra vez Horizonte Final. ¿Por qué tiraría todos mis VHS?

2 comentarios:

alcorze dijo...

Horizonte final es un peliculón. Esta la tengo pendiente hace días, a ver si saco tiempo para verla.

Un saludo!

JoP dijo...

Merece la pena, de verdad.