sábado, 22 de agosto de 2015

Wyrmwood La carretera de los muertos

Zombis apestosos.


El subtítulo no es broma, no. Estos zombis apestan, es más, emiten gases durante el día altamente combustibles. Por la noche, no. Por la noche son más rápidos y no pierden gas.

Tras poder ver la ¿maravillosa? Extintion había que volver al redil de la serie B o Z. Esta producción de bajo coste nos situa en Australia en donde está la típica apocalipsis zombi que pilla a todos desprevenidos. ¿A todos? No, porque un pequeño grupo del ejército -que más parecen paramilitares sacados de SHIELD- sí está al tanto y se dedica a recolectar muertos pululantes para que un científico loco se dedique a experimentar con ellos en un laboratorio rodante -un simple camión frigorífico adaptado para tal efecto-. Al estilo de todas las películas de zombis seguiremos las peripecias del protagonista que busca a su hermana a lo largo de la carretera de los muertos que menciona el título.

No nos engañemos. La película es mala de narices. Tiene algunos aciertos cojonudos en cuanto a la dirección pero en un 90% es, como diríamos en España, infumable. El guión sabe movernos por escenas más o menos interesantes que desgraciadamente se malogran con diálogos sin gracia y -¿porqué no decirlo?- malos de narices.

Mi consejo es que si logras soportar 20 minutos continua viéndola hasta el final e igual no pasas tan mal rato como te temías. Sobre todo con el giro de tuerca que hacen con la hermana, más digno de una película de superhéroes que de una de zombis.



jueves, 9 de julio de 2015

Dark Matter (2)

A medio gas.


Después de llevar vistos cuatro capítulos de la temporada considero que la serie ya debería haber sido capaz de mostrar sus bazas y mejores cartas. No me refiero a un correcta realización -que bien mirado una buena dirección y apartado técnico siempre favorecen al incremento de audiencia- que podríamos pasar como normalilla en este caso. Tampoco en los actores; que creo que cumplen aun alguno se podría esforzar un poco más. Si no realmente lo que deja que desear por ahora es el guión. Un guión que ha desaprovechado y desaprovecha realmente el misterio base de la serie -¿quienes somos y qué coño hacemos aquí en una nave estelar?- que lo revienta al final del primer episodio y poco a poco parece que quiere aprovecharlo, si bien con poca gracia. Aunque es de estimar el esfuerzo que se hace -sobre todo en el cuarto capítulo- en añadir más misterio a la trama.


Personalmente -y esto es solo una opinión que dejo para vuestro juicio- en lugar de poner todas las cartas boca arriba al final del primer episodio -lease también descubrir las identidades de todos y cada uno de los individuos que componente el grupo de amnésicos forzados- solo descubriría la identidad de uno de ellos. Quizás la del hombre negro dado que su "misterio" resulta ser el más insustancial de todos. Llegaríamos al segundo episodio en el que tendríamos la sorpresa que todos son los temidos mercenarios, o supuestamente puesto que podríamos sembrar dudas, y que dichos mercenarios realmente no los conoce nadie y... de tal forma que podemos seguir con el misterior y desvelándolo poco a poco, mezclándolo con otros misterios y sorpresas que de igual forma podemos ir desgranando episodio a episodio. Ahora da la sensación de que está todo trillado y que avanza renqueando y con poco que ofrecer.

Dicho esto tampoco quisiera desalentar al futuro espectador. Solo llevamos cuatro episodios y si bien no han dado todo lo que podrían dar la serie se deja ver y permite pasar un rato entretenido.
¿Vosotros, si la habéis visto, qué opináis?

lunes, 22 de junio de 2015

Eliminar el error 1067 de AS3 en marcador

Por lo general cuando estamos realizando una aplicación/juego en Flash solemos tener la necesidad de situar un marcador de puntos en algún lado de la pantalla. Este marcador lo hacemos con un cuadro de texto dinámico cuya instancia relacionamos con el valor de la variable que va sumando los puntos a lo largo del juego.
Al hacer esto pueden pasar dos cosas: que simplemente todo funcione o que nos dé el temido «error 1067 de conversión implícita de un valor tipo int a un tipo String».

Este error ocurre porque por lo general intentamos relacionar un valor de texto (tipo String) con un valor numérico (tipo int, o number). Esto lo podemos solventar de una forma muy sencilla como podremos ver en el video a continuación.



martes, 16 de junio de 2015

Dark Matter

Materia oscura


Nueva serie del canal SyFy. Esto bien no podría significar nada pues este canal tiene la ¿virtud? de ofrecernos grandes historias y grandes bazofias. Todas ellas envueltas en ideas a priori interesantes que luego van desembocando en algo que merezca recordar, o que más no vale olvidar.
Sin embargo este primer episodio no se define todavía en que tipo de producto estamos. Claro es que nos encontramos con una serie de ciencia ficción. De eso no hay duda. Y el planteamiento inicial -OJO SPOILER- es bastante interesante; unos tripulantes de una nave espacial se despiertan y no saben nada de ellos, ni de donde están ni a donde van. Una premisa interesante que nos identifica directamente con las preguntas básicas: ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? Quería decir que no sabemos si nos encontramos con un producto digno de equipararse con la última serie de Stargate o con subproductos SyFy de bajo costo ya olvidados.

El episodio tiene un arranque prometedor y a la vez que desconcertante. Pues no denota mucha calidad pero sí una leve promesa de lo que puede llegar a ser. Quizás desalienta un poco los arquetipos tan clásicos que nos muestran en cada uno de los personajes; yo personalmente no aguanto el típico bocazas, chulo, forzudo que todo lo arregla con el arma más grande del lugar sin pararse a pensar un segundo, aunque entiendo su inclusión en la serie pues es un tipo de personaje que siempre sirve de excusa para crear conflictos y alguna que otra escena graciosa. Aunque algo me dice que esta serie no abundará en escenas graciosas.
Y sobre el guión poco más podemos hablar sin hacer grandes revelaciones (o spoilers). Básicamente está basado en intentar resolver las tres grandes preguntas antes mencionadas, la presentación de los personajes y algún que otro misterio suelto que seguro que se encargarán de explotar más adelante. Gracioso resulta el hecho de que se nombre por el número de orden por el que se han ido despertando en la nave. Esto de la hibernación empieza a ser algo chungo.

La dirección no es que sea espectacular pero cumple con su objetivo. Una dirección de manual, como vienen siendo casi todas las series de televisión. Una dirección apoyada con unos efectos especiales normalillos, que sin ser gran cosa cumple para lo que estamos viendo. Aunque espero mejoren en el futuro, conforme adquieran más presupuesto, pues he visto mejores efectos especiales en series como Farscape (y lo digo por los años que han pasado, no por la calidad de esta).


En resumen: una serie que merece un voto de confianza para ver si mejora un poquito más y se convierte en algo de culto.





lunes, 15 de junio de 2015

Trailer para E3 del nuevo Doom

Doom vuelve y promete ser más bestia y sangriento que su segunda parte.


Dejando a un lado su tercera parte que se alejaba un poco del estilo de las dos primeras lo que se nos muestra en este trailer parece ser un retorno al espíritu original del Doom. Multitud de enemigos y sangre y visceras por doquier. Acción, que no suspense, que promete dejarnos clavados en frente la pantalla del ordenador. O consola, o lo que sea.

Convergence V Secret Wars (u DC vs Marvel)

Sinopsis calcadas para el evento más importante del año.


¿Qué está pasando realmente en ambas compañías de cómics? Cierto es que siempre han tenido su rivalidad, y se entiende que lo que ahora disfruta una en cuanto éxitos cinematográficos quiera también la otra, pero ¿se están espiando para calcar los eventos? ¿Hay algún espía que le cuenta a la otra compañía sus planes a futuro de macro eventos galácticos super mega guaís de la leche? Lo comento porque no sé si sois fans de los cómics de superheroes o no pero da la impresión que ambas compañías han decidido hacer el mismo evento las mismas fechas -o casi las mismas-. Me explicaré mejor.

Empecemos con Convergence:


La DC acaba de publicar uno de sus macro eventos de mil y un cómics entre la serie principal y las tramas secundarias. Una historia ¿original? surgida de las ¿mentes maestras? de la compañía que cansados de ¿mantener? la coherencia de un universo único han decidido tirarse a la piscina -sin agua- y volver a recuperar sus multiversos marca de la casa. Es decir; todo aquello que más o menos se arregló con la primera Crisis van ahora y lo joden porque se aburren. Y es que algo así me veía venir cuando mucho coqueteaban con Tierra 2 (Earth 2), para muchos una de las mejores -si no la mejor- series del actual New 52. Una serie que se cargaron pues ya tenía un fin anticipado, cuyas consecuencias ya vimos en «Futures End» (¿Seguro? Ya os apuntaré algo al respecto), y que aprovecharon para crear una miniserie especial para explicar su final -excesivamente larga para mi gusto- llamada «Earth 2 World 's End». 
Y ¿cómo retomamos el multiverso y lo volvemos a poner en el tablero de juego? Después de darle vueltas al coco lo resolvieron por la forma sencilla. Un ser todopoderoso toma ciudades de varios multiversos -en las que casualmente están las respectivas versiones de los superheroes que buscamos, aunque no sea su ciudad de campo de acción habitual- en diferentes momentos temporales y las traslada a un planeta nuevo, o perdido, o qué más da, para mantenerlas enfrentadas entre sí como si una competición se tratara. La chorrada de mantener a las ciudades durante un año entero bajo un domo impenetrable de poco sirve realmente en el guión principal y solo crea cierto adorno justificativo para las diferentes situaciones que se viven en cada ciudad que al mismo tiempo justifican la necesidad de relatar los enfrentamientos en dos números de cada colección -engrosando así la mermada bolsa de DC-; generalmente el primero para decirnos que mal lo están pasando los ciudadanos incomunicados en Metrópolis/Gotham de turno y otro para el enfrentamiento con los heroes de otra ciudad rival.
Lo curioso es que nos presentan como todopoderoso amo de la pista, culpable de tal maquiavélica situación, a un secundario de Brianac (¡el cual al parecer es más que Dios! Y no el robot grandilocuente sin sentimientos que teníamos en mente). 
No os contaré como termina pero os aconsejo que simplemente leáis la saga principal e ignoréis por completo el resto pues poco o nada nos van a ofrecer. Y con esa lectura te enteras ademas que ha pasado con los refugiados de Earth 2. ¿Pero no acabaron en la Tierra según «Futures End»? Pues parece ser que no. O lo explican más tarde o se cargaron de un plumazo la coherencia de su New 52 -si es que existía-. Sabremos más de ellos en «Earth 2 Society».

Por cierto, todo esto aparece de repente sin una trama previa que nos indique que algo grande va a suceder. De hecho hay series que ni se han visto afectadas directamente. Ya veremos en el futuro como afectará esto del multiverso. Y al mismo tiempo había una miniserie de 9 números que se llama El Multiverso (mucho mejor guionizada pero con algún dibujo mediocre) que parece ser que servía como presentación de una especie de grupo guardián cósmico a la espera del resurgimiento del Anti-Monitor.

¿No os da la sensación de como que está hecho todo muy forzado, sin planificación? ¿Al estilo "yo lo suelto y a ver qué sale"?



Sigamos con Secret Wars:


Durante muchos meses, muchísimos, a traves de las páginas de Los Vengadores, en sus diferentes colecciones, se nos ha dicho que el mundo está muy jodido. Que los diferentes mundos de las diferentes realidades están siendo enfrentados por diferentes entidades cósmicas y que Los Illuminati lo están teniendo crudo para salvarnos el culo cada vez que nos vemos metido dentro de ese fregao.
Hilado con la maestría del buen tejedor esta historia en apariencia secundaria se ha mantenido vigente y amenazante en los diferentes acontecimientos que se han venido llevando a cabo. Como «Infinito» sin ir más lejos.
El viejo Secret Wars de los 80

Pero llega un día que todo acaba y ya solo quedan dos realidades o universos, como queráis llamarlo, el Ultimate y el de "toda la vida". Y cuando estos choquen será el fin. Pero no. Porque un ser conocido adopta un plan revolucionario para salvaguardar todo aquello que nos es querido. Algo tan loco e impensable que las grandes lumbreras que son los Iluminati no habían planeado. Ese ser cuyo nombre no revaleré adquiere el poder de un dios todopoderoso y crea un mundo nuevo ¿de las cenizas de los dos viejos? . De donde es algo que está por ver. Este mundo nuevo lo llaman sin reparo alguno BattleWorld (traduce y ya sabrás de que va a ir la historia) y está compuesto de diferentes reinos creados a partir de realidades diferentes que viven en aparente paz entre ellos. Una paz vigilada por el Thors Corp (no se llaman así pero el nombre es el adecuado) pero que todos nos olemos que es la calma que precede a la tormenta.
Una historia que está desarrolandose en estos momentos y que cuenta con una serie troncal llamada Secret Wars (sí, como la de los 80) y varias secundarias cuyos nombres son tomados de eventos pasados o historias relevantes en la casa; como Inferno, Futuro Imperfecto, X-Tintion Agenda, Viejo Logan o Planet Hulk.


En apariencia el evento de Marvel parece haber sido montado con una mayor planificación editorial. Incluso se han interrumpido las series habituales sustituidas por las nuevas de este nuevo mundo. Y aunque eso no asegure nada da mucho que pensar. Igual la meta final resulta ser terminar con las diferentes realidades en Marvel y unificar todo en una -lo contrario que DC ahora-. 

Resumiendo pues podemos hacer la siguiente sinopsis que nos servirá para ambos eventos:
«Ser todopoderoso reune a todos, o casi todos, superheroes creados en sus diferentes versiones en un mismo planeta para que se líen a puñetazos y salvemos al mundo de una amenaza mayor.»
Sí. Creo que esto servirá para los dos. ¿No os parece?




domingo, 14 de junio de 2015

Cazador de Demonios

Demonios, colts y plomo.


Cuando leemos el título de «Cazador de demonios» y con el actor Wesley Snipes como protagonista lo primero que nos viene a la cabeza es que vamos a ver a una especie de Blade machacando demonios allá por donde ande. Así es como me enfrenté a esta película. Error.

Nos encontramos con una película del Oeste mezclada con demonios. Una fantasía en el lejano wester americano rodada a ritmo lento que pretende cautivarnos más por sus imágenes y planos oníricos trascendentales que por la acción. Lo cual, visto lo resultado, es un error. Un error puesto que la película cuando gana es cuando salta la acción, cuando los demonios hacen de las suyas (poco, realmente) y salta el plomo de las pistolas. Por contra en la película abundan los recuerdos sensibleros que intentan justificar una y otra vez la enemistad entre nuestro protagonista de color y los demonios. Como si con una vez no fuera suficiente. Creo que el director o guionista se equivocaron de enfoque y en lugar de tanto flashback deberían explicarlo todo en un punto dado de la película y fin, a otra cosa, a liarla con varias ensaladas de tiros. Y es que realmente en la película pasa bastante poca cosa en tanto tiempo. Tiene un inicio cojonudo, prometedor, pero que se pierde con planos largos y excesivos silencios. 
Los actores realmente no lo hacen mal. Intentando impregnar algún aliciente al visionado pues solo por ellos se continua viendo la película. Afortunadamente el señor Snipes ha decidido prescindir de Blade para crear un ser nuevo que ofrecernos. Aunque conforme pasa la película más se parece a ese vampiro de la Marvel.
El guión es bastante simple y desaprovecha una buena base. Una trama sustentada sobre un lugar mágico en el Oeste, bajo las montañas, en donde se une el Cielo y el Infierno. Algo así podría haber dado para mucho más. No solo para la fantástica pistola que usa el protagonista.

En resumen; para verla una vez por curiosidad y si eso, estudiarla concienzudamente para ver en qué falla. Pero eso precisa un tiempo que no estoy dispuesto a invertir.

PD: Lo mejor los títulos de crédito. Sinceramente merecen la pena quedarse a verlos.