lunes, 29 de septiembre de 2014

Anarchy: La noche de las bestias

O La Purga 2.


Curiosa película que intenta aprovechar el tirón (inmerecido) de la primera parte y toda la ambientación que en ella se creaba para una noche al año muy especial. Una noche en que todo vale. No existe delito muy grande ni nada ilegal. Una noche que sirve de purga para nuestros deseos más oscuros. Y de paso, tal y como nos enseñan en esta película, le sirve al Estado y a los más adinerados para deshacerse de los pobres o indeseables. Pero vayamos por partes.

La película, sin hacer mención en ningún momento a la primera parte, nos situa en esa noche tan especial. Cabe mencionar que si no has visto la primera tampoco pasa nada. Podrás seguir la historia de esta segunda parte sin problemas y de paso todo lo que te habrás ahorrado por no pagar la entrada de la primera parte. Así como la primera se centraba en lo acontecido dentro de un hogar de nivel medio-alto (o alto a secas) ahora seremos testigos de la odisea de varios supervivientes en la calle en esa noche tan especial.
Visto así la historia parece interesante e incluso arranca con muy buenas ideas. Pero es que la película nos ofrece continuamente una de cal y otra de arena. Y la de arena cada vez es más grande hasta que nos da una palada genial de cal. Vamos, que estamos todo el rato entre darle al stop y mandarla a paseo o darle otra oportunidad porque lo que acaba de pasar molaba mucho.
La culpa de casi toda esta indecisión es de un guión que bien se lo habían podido haber currado un poco más puesto que nos ofrecen unos personajes co-protagonistas bastante planos que más que evolucionar involucionan y encima nos pretenden dar un mensaje moralista de la boca de la niña más insoportable y mandona que puedas soportar (o no soportar, como era mi caso). Y además estúpidos. ¿Pues no se ponen a discutir a gritos cada vez que pueden cuando deberían estar en el más absoluto silencio para que no les mate nadie?
El único protagonista que algo se salva es esa suerte de Frank Castle (El Castigador marveliano para quien no siga los comics) que peca precisamente de ser un blando. Por que de ser yo los dejaba en la primera esquina y me iba a mi misión personal de venganza. Pero claro, si lo hacemos no hay película. Pues que se lo curren un poco más los guionistas porque el guión se sustenta con pinzas.
Además se deja ver que han tenido miedo de poner más sangre cuando la película lo pedía. Más sangre y más violencia. Y a los muertos dejarlos muertos ¡coño ya! que luego siempre hay problemas porque no estaban muertos del todo. ¿Es que no aprenden nunca?

En resumen: solo, solo, para pasar el rato si te gustan las películas de futuros distópicos cercanos y violentos.

Lo mejor: el policía.
Lo peor: la niña repelente.





martes, 23 de septiembre de 2014

Mi primer emoticono por flash

Mira tú que bonico me ha quedado. Estaba el otro día viendo videos viejos de flashfacilito.com y me dije que debía crear el mío propio. Pues aquí está esta primera versión que he decido bautizar como jopicono.
Quizás algún día grabe en vídeo y lo publique en youtube el como lo mejoro y le pongo perilla. ;)

Por ahora lo pongo como nueva foto de perfil porque me ha gustado mucho. Tiene una pinta de locuelo embriagadora.


lunes, 22 de septiembre de 2014

Al filo del mañana

La batalla del día de la marmota.


Sí, ya sé que es un chiste malo pero no podía evitarlo. Tenemos aquí, en lo que presume ser una adaptación de un famoso manga (en su país), la historia de un soldado que cada vez que muere se despierta repitiendo el mismo maldito día. ¿Os suena de algo? Pues si bien Tom Cruise no es Bill Murray hay que reconocer que el autor del manga algo se basó en aquella célebre historia. E incluso el personaje del señor Cruise tiene cierto toque cómico cercano al de aquella película de los ochenta. Sobre todo en aquellas escenas que a base de prueba y error va mejorando en la batalla.

No hablaré sobre el manga original porque ni lo he leído y ni ganas tengo de hacerlo así que me centraré únicamente en la película. Que como tal debería sostenerse por sí misma sin necesidad de recurrir a documentarte en el cómic. Ciertamente la historia es atractiva, muy atractiva. Una guerra contra alienígenas en la que cuya batalla crucial se repite continuamente (no durante toda la película) con algún toque cómico, fantasioso (viajar en el tiempo yo me lo tomo como fantasía, todavía), y con gran presupuesto para los efectos especiales. Sobre dichos efectos diré que a mí me parecieron fascinantes aunque quisiera reseñar que los alienígenas se parecen demasiado a los de matrix, demasiado. Aunque si no hemos visto esa trilogía la verdad es que nos molarían demasiado -¿alguien no la ha visto?-.
De los actores la verdad es que poco hay que criticar. Tom Cruise le da incluso un toque cómico al asunto que sin embargo, por sutil, no desentona con la épica del asunto. Y Emily Blunt lo hace genial. Quién lo diría.
Del director... pues... si las cagadas del guión son cosa suya pues muy mal. Si no lo son la verdad es que genial. Como nos tiene acostumbrados, vamos.

Me explicaré. Como hemos dicho antes el protagonista despierta cada vez que muere. Cualquiera pensaría que sería para repetir el día (cuando despierta), pero no es así. Revive (si así se puede decir) desde el día anterior. Cosa que a mí me parece demasiado conveniente para que se vaya entrenando con más margen de tiempo -puesto que no es un soldado al uso, realmente-. Si lo pensamos bien esto nos lleva a otro detalle. ¿La mejora física que se va adquiriendo a traves de estos días se mantiene en las resurrecciones? Porque no parece que sea lógico que así sea aunque de no ser así no serviría de mucho tanto entrenamiento.
Más fallos del guión -o detalles curiosos, como queráis decirlo-. Cuidado con los spoilers. Cuando están en la oficina y consiguen convencer al jefe de Tom Cruise lo más lógico sería probar ese dispositivo que estaba en la caja fuerte ahí mismo. ¿Por qué huir en una alocada persecución arriesgándose a lo que pasa al final si la situación dentro de esa oficina está controlada? ¿Y por qué les persiguen si han convencido al jefe? Me parece una simple excusa para que pierda la habilidad de resucitar. Muy mala, malísima y muy mal ideada.
Y por favor, que alguien me explique el final. Vale que matan al bicho malo de turno y él vuelve a tener el divino-alienígena de volver en el tiempo cuando muere pero no debería aparecer en un tiempo en el que los aliens están muertos. Al revés, debería aparecer como todas las veces y repetir la batalla hasta que él no muera. De tal forma que ese supuesto final feliz que nos dan muestran me parece apresurado y demasiado autocomplaciente. Además al parecer esta habilidad temporal estaba ligada a la existencia del Gran-Bicho-Alien así que si está muerto y él impregnarse de todo esa sustancia-moco azul especial ¿se convierte en el Gran-Bicho-Humano o qué pasa aquí?

Bueno, en resumen, me parece una gran película de acción scifi que no está exenta de ciertos detalles "chocantes". Para pasar un buen rato cumple sobradamente.

Lo mejor: las continuas resurrecciones con su parte cómica.
Lo peor: un final raro y desconcertante.



domingo, 21 de septiembre de 2014

Nadie Vive

Se metieron con el chico equivocado.


Película del 2012 que ahora aparece en nuestro videoclub preferido. Una película que, si no fuera por el actor protagonista (Luke Evans) y un trailer más que interesante (ver abajo), la verdad es que no le hubiera dedicado ni cinco minutos. Hubiera sido una pena puesto que, aunque no está exenta de fallos, la película es muy entretenida y muy bien realizada.

Cuenta la historia de una pareja que está de viaje por uno de esos pueblos de EEUU de los que también nos han acostumbrado las series y películas a esperar cualquier asesinato en masa o hiperviolencia pueblerina. Y la cosa es que por ahí van los tiros. Sin embargo no destriparé el argumento -sobre todo si habéis visto el trailer- avisando de que resulta que el grupo de delincuentes se meten con la pareja equivocada. Más bien con él tipo equivocado. Que resulta ser un serial killer de los peores de la serie Mente Criminales (por poner un ejemplo), además de un luchador consumado -quizás algún seal retirado-.

Como ya nos podemos esperar nos encontramos dentro de ese potencial grupo de víctimas a los estereotipos clásicos de todo grupo de delincuentes; el jefe calculador, el chico novato, el chulo pirado asesino, el grandullón que sólo obedece al jefe y a la tía dura que se acuesta con el jefe. También le añadimos a la novia del novato que además es la hermana del jefe y ya tenemos una buena colección de personas asustadas ante la gran cagada que han hecho -por tocarle las pelotas al chico de ciudad-. Y es que Luke Evans (el próximo Drácula) lo clava. Casi, solo casi, da miedo. Aunque si vemos sus películas anteriores (a excepción del Hobbit) es cierto que siempre tiene una cara de psicópata que tira para atrás.

La película la verdad es que está muy bien. Pero nadie es perfecto y le recriminaría una cierta indecisión en lo referente al personaje de la secuestrada (vaya, no me acuerdo del nombre). Ella aparece asustada y avisando de la cólera de su secuestrador sobre los incautos delincuentes pero luego refleja una calma incoherente a su reacción inicial. Además no hay forma de posicionarte sobre su postura. No sabes si sufre un síndrome de estocolmo o es que simplemente le da todo igual, o si quiere escapar como sea. Y además hay una escena en que demuestra ciertas dotes de autodefensa que dejan entrever que detrás hay toda una historia. Pero luego se queda ahí, no hay más. Casi como si eso no hubiera pasado. Y además es tonta. OJO SPOILER. Es tonta porque cuando le van a reventar los sesos a su secuestrador ella decide evitarlo para poder hacerlo ella misma. Es algo tan ridículo y absurdo que parece puesto para llegar al final deseado por el guionista. Pero es absurdo.

En resumen: bien para pasar el rato, sobre todo si te gustan las series tipo Mentes Criminales.

Lo mejor: Luke Evans.
Lo peor: El desastre final.





sábado, 20 de septiembre de 2014

Trailer de Flockers

Y a mí que a este juego se le da un aire a los Lemmings pero en sádico sangriento. No sé, tendré que probarlo. Por ahora el trailer lo pongo por curioso y graciosete.

domingo, 14 de septiembre de 2014

Maléfica

La más y mejor hada del mundo.


Desde su primer teaser trailer me picó la curiosidad, su excelente ambientación y fotografía me cautivó. Y la guapa de la Jolie haciendo de mala era irresistible.

Como irresistible es la película en sí. Empezar a verla y quedarse pegado en el asiento/sofá es todo uno. Ajeno queda lo ya visto en la versión original -aunque si te acuerdas de ello bien lo disfrutarás el doble- y como una historia nueva y cautivadora tus ojos se deleitan con los preciosistas efectos especiales y un relato lleno de magia y venganza digno de las mejores alabanzas.

La ambientación es preciosa, precisa y perfecta. La dirección está genial. Es espectacular cuando debe ser, vibrante en las batallas y preciosamente paisajista en su ser. Los actores no están nada mal, ni siquiera la sosías Elle Fanning como Aurora. Quien ya diera buena cuenta de sus dotes en Super 8. Pero quien sobre todo lleva el peso de la película es la señora Angelina Jolie. Un peso que porta con temple, orgullo y saber hacer, dando muestra de varios registros que convencen al más excéptico de los espectadores. Ella es lo mejor sin duda alguna de una película perfecta.


¿Perfecta? Humm... a excepción de los cinco últimos minutos. Porque si algo odio de las películas son las incongruencias e incoherencias. OJO SPOILERS. No es posible que la más maga de todas las magas del mundo mágico mundial y fantástico conocido. La malvada Maléfica -que en realidad no es tan malvada, pero eso da igual- de repente, porque sí, no sea capaz de usar su magia todopoderosa para aniquilar a unos simples soldados. 
Porque la escena tiene delito. Es absurda. Si bien a media hora de la película ella entra como Pedro por su casa en el castillo superprotegido el día del bautizo de la muchacha acojonando a todo el personal y haciendo gala de sus fastuosos poderes -sí, sorpresa, esto no ocurre 30 minutos de película-, resulta que al final nos muestran un hada que apenas puede reaccionar para quitarse una puta red de hierro de encima. ¡Venga ya! No me toques los huevos. No es necesario quitarle de repente la inteligencia o los poderes para demostrar que ella no es tan mala como nos lo pintaban. Que además llevamos dos horas viéndolo, que ya lo sabemos. No por ser superpoderosa tiene que matar a los humanos -si era ese el problema-. No por tener todo el poder del mundo debe matar al rey. En definitiva la batalla final es un insulto a la inteligencia así que supongo que todo el mundo se olvidó a quién iba dirigida realmente la película (dudo mucho que un crío de 7 años aguantara dos horas de esta película).


Solo por este detalle la dejo en un simple aprobado pues después de estar paladeando la excelente actuación de la Jolie y una trama más que bien construida y dirigida nos hemos encontrado con el gusano dentro de la manzana, hemos pinchado la rueca y nos han mandado a la cama.

Lo mejor: la Angelina Jolie.
Lo peor: la batalla final. Estúpida en su concepción y en su desarrollo.

En resumen: para verla a gusto y olvidarse de los dibujos animados.








viernes, 12 de septiembre de 2014

After the Dark

Filosofeando que da gusto.


Título original sin duda para un film también conocido como Los Filósofos. Y con este título más explicativo ya os podéis imaginar de qué puede ir la película. ¿De cuatro tipos sentados a la sopa boba filosofeando sobre la vida? Pues sí, casi.

Resulta que es el último día de clase de filosofía y el profesor, un pavo que aparenta estar muy guapo y sexy, decide realizar un último juego filosófico en grupo. Un juego que terminará decidiendo la nota final de cada alumno. El juego es la original premisa de creerse en la situación de que hay un holocausto nuclear y un bunker; ellos son 21 (profe incluído) y solo pueden entrar 10. La meta final es la perpetuación de la especie. Para agilizar o complicar la cosa el profesor reparte unas papeletas con unas profesiones a cada alumno. A partir de dicha información ellos se deben de poner en la premisa "filosófica" de usar su inteligencia para soportar el año de cautiverio necesario bajo el bunker y que la humanidad prospere.

Como idea de base parece interesante. Incluso atractiva. Pero estos juegos filosóficos resultan ser más parecidos a una partida de Rol en el que el profesor hace más la función del Amo del Calabozo que de un auténtico profesor. Y como tampoco sería muy interesante ver a 21 tipos -por guapos que sean- sentados en sus pupitres dialogando sobre la idoneidad de que tal chica estéril entrara en el bunker o no -el director debería ver o estudiar Doce hombres sin piedad- pues nos muestran el bunker en todo su esplendor de diseño como si ellos estuvieran en la realidad ahí.

!Ojo¡ Aquí realmente está el mayor fallo de la película. Realmente en la película NO sucede nada, solo son divagaciones filosóficas sobre qué hacer, a quién elegir y cómo transcurrirían esos 365 días de cautiverio voluntario. Pero nada, repito, nada del cautiverio es real. Entonces ¿por qué demonios se lo toman como si lo fuera? ¿Acaso es un intento de hacer más interesante un guión de por sí pobre? Porque el guión es pobre y la dirección aburrida de narices. Una película demasiado larga para tan poca chicha. Poca, poca. Y encima después pretender terminarlo con una lección moralista. ¡Anda a cascarla!

En resumen: ver por curiosidad.

Lo mejor: el bunker, precioso.
Lo peor: su pretenciosidad.