miércoles, 8 de junio de 2016

Jugadores

Realidad virtual no tan virtual.



Un grupo de jugadores expertos en Shoot'em ups son reunidos mediante una extraña invitación en un edificio para participar en el Shoot'em up definitivo. Disfrazados con trajes especiales y cascos de ultimísima generación deben escapar del edificio liándose a tiros con todo enemigo virtual que se les aparezca, como un Call Of Duty más. Salvo que si te disparan puedes morir.

No es la primera vez que una película usa una idea similar para gastar celuloide pero lo mejor de esta que hoy nos toca comentar es la excelente representación que hace del variopinto espectro de gamers (jugadores de videojuego) que existen. Desde el alocado supervaliente al cauto y meticuloso (sí, este es el francotirador); que luego nada de esto se corresponde en la vida real -¿o sí?

El guión tampoco da para mucho más. Obviamente no está creado para dar una profundidad total a los personajes pero la verdad es que la película entretiene bastante pese a sus carencias presupuestarias. Creo que fue Hitchcock quien dijo que la falta de presupuesto forzaba a los directores a ser imaginativos logrando así las mejores de sus tomas. Eso es lo que pasa es esta película. No es que la película haya debido resultar barata pero muchas veces es mejor lo que se intuye que lo que se ve.

Los actores son correctos. El guión pasable y hasta entretenido; en el que los jugadores sentiremos cierta familiaridad con algún que otro pasaje. En cuanto a la dirección diremos que es acertada -pese a algún tropiezo, sobre todo en la zona final del metraje-.

En resumen: para ver sin grandes pretensiones, sobre todo si tú también eres un gamer.

Lo mejor: lo fácil que engancha que te impide preguntarte qué habría hecho un Michael Bay con ese material.
Lo peor: ¿Qué habría hecho un Michael Bay con ese material?





lunes, 6 de junio de 2016

The Salvation

Western moderno lleno de caras conocidas.





No es que sea un fanático del western aunque reconozco que es uno de los géneros que más alegrías me ha dado. Quizás porque hubo un tiempo en que las películas de fantasía no existían y todo cine que se quisiera escapar de las ataduras de lo contemporáneo pasaba por el lejano oeste. En ese marco hemos visto desde comedias a dramas, pasando por las más simples de las aventuras. No ha habido rostro famoso que no se haya vestido para la época y montado en sus caballos o carruajes.

Y para rostros famosos los que aparecen en esta coproducción: Eva Green (Casino Royale, 300 el origen de un imperio, Penny Dreadfull, ...), Mads Mikkelsen (Casino Royale, Los 3 mosqueteros, Furia de Titanes, Hannibal (TV), Jeffrey Dean Morgan (Wachtmen, Los perdedores, The Walking Dead, Batman V Superman), Eric Cantona, Mikael Persbrandt (Hamilton, The Hobbit 2 y 3), Michael Raymond-James ( su papel más representativo fue la serie Erase una vez aunque también ha participado en True Blood, The Walking Dead y en la reciente La hora decisiva), Jonathan Pryce (del que solo haré mención del papel por el que quizás sea más reconocido actualmente, el gorrión de Juego de Tronos).
Vista la lista anterior podemos asegurar que si algo falla en esta película no es su reparto. La historia es interesante, con ciertas reminiscencias a aquellos westerns crepusculares en los que el personaje no tiene nada que perder y acaba encontrando la redención al final de la película, cuando cabalga hacia la puesta de Sol. Conforme veía la película no podía olvidar la maravillosa Infierno de Cobardes; en como The Salvation podría optar por ser la precuela de la película del señor Eastwood. Ya a mitad película comprendemos que esto no puede ser, pero sucedió.

Si alguna pega puede tener la película es tono a veces excesivamente pausado. Casi parece que en momentos se le haya ido de las manos al director esa tranquilidad intencionada. No es que sea enemigo de las películas lentas, la misma Infierno de Cobardes o Sin Perdón son de mis favoritas, pero sí de el alargar en exceso escenas sin motivo aparente. El problema es que el primer tercio de película se hace pesado y no es hasta después que la película arranca y se pone interesante. Tampoco el guión está exento de fallos que si lo piensas un poco nos muestra ciertas escenas a todas luces inverosímiles. Por lo que nos encontramos con un producto que casi alcanza ese estatus de western legendario pero se queda en simplemente un buen producto. Una posible pieza de culto.

En resumen: ver con paciencia si te gusta el viejo y salvaje Oeste.

Lo mejor: el reparto, Eva Green no necesita hablar para trasmitir.
Lo peor: cierto tufillo a pretenciosidad.



Portadas homenaje Batman V Superman

Con la película comiquera más esperada de los tiempos -pese a quien pese- como excusa la DC publicó en sus colecciones de marzo portadas alternativas o variantes con la confrontación entre Batman y Superman como tema. Desconozco si alguien las ha recopilado previamente pero para los curiosos ahí van todas las que puede recopilar. 
Quiero agradecer a LC el trabajo que día a día hacen y sin el cual no habría sido posible este post.

































sábado, 28 de mayo de 2016

¿Será el DC Universe Rebirth es esperado renacimiento de la DC?

El nuevo evento de la DC para solucionar todas sus cagadas está ya aquí.


Otra cosa no, pero franco soy un rato. ¿O no ha quedado ya claro mi opinión sobre el New 52? Durante años -desde 2011 si mal no recuerdo- hemos sufrido los planes editoriales de una editorial que mal uso otro macroevento, Flashpoint, para hacer una especie de amago de borrón y cuenta nueva que ni ellos sabían lo que cojones estaban haciendo. Lo llamaron Los Nuevos 52, o New 52 en el original.

Variant Cover de DC Rebirth 1


Aprovechando dicho intento las series se reiniciaron desde el número 1, ¡aunque más adelante sacarían el 0! Pero tomando como canon o sucesos reales las partes que a ellos les interesaban de todo lo contado en los personajes de la editorial. Te podías encontrar pues que Batman no hubiera muerto nunca un mes y a los cinco meses recordar que hubo un tiempo en que Dick Grayson se tuvo que poner la capucha por la muerta de Bruce Wayne a manos de Apokalipsis; el cual solo vino una vez cuando se formó la Liga de Justicia. No se cuan exacta puede ser esta incoherencia pero algo así se ha visto desde el principio de Los Nuevos 52. Os podéis hacer una idea.

Imágen promocional y portada del número 1 de DC Rebirth del gran Gary Frank


Esto pasa por contratar a quien contrataron para mantener la conexión y coherencia del conjunto editorial. A los que la cagaron en su momento con la Marvel y los que no supieron mantener su propia editorial Image. Vamos, que la cosa estaba clara,  ¿o no? Para alguien no debió ser así. Menos mal que algunos de los buenos se mantuvieron y gracias a ellos hemos podido disfrutar de maravillas como Animal Man, Constantine o Justice League Dark; sin olvidar que ha habido arcos argumentales en otras series que han sido buenísimos. También ha habido orgullosos intentos de hacer algo nuevo e innovador (Corvengence y Multiverse) pero que ahí se han quedado, en intentos que no han servido para mucho. Lo más cachondo era cuando se suponía que al principio no había multiversos ni realidades alternas y una de sus mejores series era Tierra2 -¡con un par!. También hubo intentos de homogeneizar los comics con las series de TV; ese Wally negro, por ejemplo.
En términos generales ha sido un compendio de despropósitos e incoherencias que me temo que al final se han visto obligados a volver a hacer un borrón y cuenta nueva. ¡Hasta han cambiado el logo de la editorial otra vez! 

¿Como lo van a hacer? Con esta nueva macrosaga con la que, ademas de la publicidad que conlleva, nos van dando adelantos a modo de pequeñas pinceladas hasta el número 1 de recién publicación. Y a partir de aquí SPOILERS.
.
.
.
.
.

Darkside y el Antimonitor dándose pa'l pelo.


Como preludio oficial a dicho macro evento tenemos la saga The Darkseid War -o la Guerra de Darkseid-: una saga de la colección La Liga de la Justicia que arranca en su propio prólogo en el 39 y el especial Divergence para continuar con el 40 hasta el 50, con varios especiales por medio a la altura del 45. En donde nos cuentan el cuento de que una amazona tuvo una hija al mismo tiempo que nacio Diana y cuyo padre era el propio Darkseid -¡flipas!-. Dicha hija creció oculta con el único deseo de matar a su padre y para ello consigue convencer al Antimonitor de que su misión en la vida es la aniquilación de Darkside -por así decirlo-. Entre pelea y pelea -¿o solo hay una pelea superlarga?- los superheroes se convierten en dioses -o casi- teniendo que bregar con ese nuevo poder. Y de paso dicho conflicto personal metido con calzador en sus series propias -en algunos, en otros ni eso-.
Una historia no exenta de sorpresas y revelaciones como el hermano secreto de Diana o los ya famosos tres jokers. Una saga que, a opinión de un servidor, está muy bien dibujada pero muy mal llevada; alargada en exceso denostando una prepotencia sin límites. Además de que no hay forma de ajustarla en la línea temporal de los sucesos de cada personaje. 

Luego también indican que entre una y otra está la saga de Los Días Finales de Superman que más o menos ocurre al mismo tiempo pero, como ya avisé, no hay forma que así sucedan los eventos personales que lo llevan a su fin. A no ser que haya dos Supermanes por ahí (que los hay, pero eso es otra historia que no sabemos como lo arreglarán).



Todo muy claro y conexo, sí. Modo irónico off.

En el número 8 de Titans Hunt se arroja una pista sobre Doctor Manhattan pero ya la clave de todo creo que nos la da la ya antológica página del número 1 de DC Rebirth en la que Batman descubre un smile en su cueva. Por otro lado menuda tontería ir dejando pistas por ahí.

Creo que esto responde a la pregunta de ¿quién vigila a los vigilantes?

Algo que descubre porque Wally -el viejo, el del traje amarillo y piel blanca- aparece por ahí rompiendo la Fuerza de la Velocidad para intentar arreglar todo el desbarajuste creado por Barry en Flashpoint indicando que no toda la culpa es de él sino de alguien más. Alguien que los vigila, incluso en la Batcueva. Afortunadamente se han juntado con dos pesos pesados en el dibujo porque no sé yo me da que el guión no será para lanzar cohetes. Aunque él autor al cargo da muchas esperanzas. No en vano es Geoff Johns, creador de muchas de las mejores historias de la DC.
Espero que me sorprenda la verdad y que de una vez arreglen todo.

PD: ¿tres jokers? ¿Pero no era Batman el mejor detective del mundo? ¿Le han estado tomando el pelo o nos lo intentan tomar a nosotros?


A continuación algunas portadas-anuncio de las nuevas series que surgen como consecuencia del renacimiento de DC.