domingo, 19 de octubre de 2014

La muerte de Lobezno

Lobezno ha muerto. Sí fanáticos marvelitas, Lobezno ha muerto. No se trata de una última noticia de la revista sensacionalista de la farándula del famoseo sobre el chascarrillo irrelevante de algún actor de moda. Se trata del acontecimiento más relevante del mundo mutante del universo Marvel. 
Lobezno ha muerto. Y con él el prototipo de antiheroe más famoso (con permiso de El Castigador) del universo Marvel. Con él se ha eliminado esa mala leche mutante que sabías que podía salpicar en cualquier número mutativo. Su desaparición elimina esa dualidad de honor-bestialismo que su atmosfera proyectaba en su colección. Un personaje que tanto era el mejor componente de los hombres X como una simple parodia de si mismo cuando no sabían que hacer con él. Logan ha pasado por todo y después a vuelto a por más. Incluso se autoasignó como director de una escuela mutante ¡manda huevos! porque no estaba de acuerdo con los ¿radicales? métodos que estaba usando Scott Sumers. ¿Él no estaba de acuerdo cuando su mejor política ha sido siempre raja primero y pregunta después?
Pero todo eso ahora ha quedado atrás. Lobezno ha muerto.
Y ha muerto casi como empezó, bañado en adamantium. Para aquellos que solo sepáis de este mutante por sus apariciones en el celuloide, deberíais saber que Lobezno perdió su factor de curación mutante en Agosto del 2013 (Wolwerine v.5, n.º 6 USA). Desde entonces se temía lo peor. Y lo peor ocurrió. Lobezno ha muerto.
Logan ya no era aquel animal sádico perfecta-maquina-de-matar que se arrojaba sobre una granada para después de la explosión salir tras su enemigo con las garras de metal brillando sobre sus propios intestinos recomponiéndose. Era simplemente un luchador más, bueno, casi perfecto, mortal. De hecho su famoso adamantium ya de por sí le estaba envenenando (Wolwerine v.5, n.º7 USA) y más pronto o más tarde debía morir. Pero él no podía morir postrado en un cómodo lecho cual paciente más de hospital. No, él es Lobezno. Y si bien todos temíamos que su imagen no soportaría su nueva condición él luchó. Y luchó hasta el fin. Algo que a Marvel se le da muy bien explotar en formato viñetas.
Para ello ha publicado una miniserie de cuatro números con el original título de "La muerte de Lobezno" dibujada por el gran artista Steve McNiven -al que recordaremos sobre todo por la serie El Viejo Logán (¿que ahora se quedará como un what if?) en Wolwerine v.3, n.º 66 al 72 y Gigant Size Wolwerine Old Logan- y guionizada por Charles Soule; del que ahora poco puedo decir de él.
Con una serie con un título tan explícito ya sabemos que vamos a encontrar hemoglobina a raudales y litros de violencia -¿o era al revés?- y un final "feliz". Ahora solo falta ver como nos lo envuelven y presentan. El dibujo es más que aceptable. El estilo realista y detallista del señor McNiven no es que sea de mi devoción pero debo admitir que suple con creces su cometido. Y luego está el guión. Ya sabemos que un buen dibujo puede enmascarar un mal guión y por eso esta miniserie hay que leerla varias veces para darse cuenta que el único tomo bueno es el último. 
A lo largo de los tres primeros nos presentan una trama más o menos previsible, muy previsible, en la que el único aliciente es saber quien está detrás de todo ello. Mediante esos tres números nos pasean por diferentes puntos cardinales más o menos conocidos por los habituales de las aventuras del mutante, y otros sitios nuevos, con las típicas disputas con sus ya conocidos antagonistas. Todo muy normal y del montón. Pero el cuarto número es el bueno, el mejor, por el que merece la pena tragarte la paja de los tres anteriores. 

OJO SPOILER.

Avisados estáis de que os reviento ahora el final. Pues el malo maloso que dirige la función no es otro que el doctor Cornelius. ¿Quién? El doctor Cornelius coño. El que le inyectó el adamantium en la genial-excepcional-maravillosa-obra de arte miniserie Arma-X. Así pues el círculo se cierra volviendo a otras instalaciones militares que recuerdan a las de Arma-X, volviendo a tener al famoso metal por medio y al señor Cornelius dándose la sorpresa de su vida al ver que Lobezno no tiene ya su factor de curación mutante.

En resumen una serie que no es lo que pudo llegar a ser pero sin embargo se deja leer con interés. Sin embargo no sabemos cuantos meses durará la supuesta definitiva muerte de Lobezno. Las apuestas ya circulan por Internet y algunos -los más osados- indican que durará lo que duren los derechos cinematográficos en la 20th Century Fox. Yo voto por un máximo de 12 meses ¿Y vosotros?

A continuación os dejo una galería de las portadas oficiales y alternativas publicadas en esta miniserie que, algunas por curiosas y otras por curiosidad, bien merece echarles un vistazo.










lunes, 6 de octubre de 2014

Reborde, o contorno, en texto dinámico de flash

Uno de los problemas estéticos con los que más choca la gente, yo incluído, cuando programas y diseñas por Flash es que los textos dinámicos no se pueden manejar de la misma forma que un texto estático. Algo, por otro lado, de lo más lógico. 
Lógico porque al texto estático lo que haces es convertirlo en imagen y luego ya le añades, modificas, coloreas y le haces todo lo que quieras. Pero un texto dinámico es, como su nombre indica, un texto que automáticamente se va modificando según le hayas ordenado con código (As2 o As3, da igual). Siendo pues un texto que no puedes modificar a imagen. Pues ¿cómo puedo ponerle un contorno negro a estas letras blancas? (por ejemplo).

Si os habéis topado con este contratiempo sabréis que el texto es un objeto de Flash y como tal se le pueden poner filtros -como si un MovieClip se tratara-. El truco consiste en ponerle filtro Drop Shadow con strength al 1000% (sí, mil) y distance 0px. Así se queda un reborde del color que elijamos la sombra. Por supuesto, si queremos las letras blancas no tenemos más que ponerles el color blanco dentro de las opciones de texto. Como si las queremos de cualquier otro color.
Quizás no descubra nada nuevo a otros, pero seguro que a alguien le viene bien este truco. Un truco que descubrí viendo uno de los videos del YouTuber Tonhy Villan. Gracias Tonhy.

Dado que después de mucho investigar no he podido encontrar un truco diferente o mejor a este les aconsejo que tampoco nos pongamos muy artísticos con aquellos textos que sí son estáticos puesto que luego desentonarán bastante con los dinámicos. Eso, claro, es solo un consejo.

Como una imagen vale más que mil palabras a continuación os dejo un video en el que quizás os sea más claro.




lunes, 29 de septiembre de 2014

Anarchy: La noche de las bestias

O La Purga 2.


Curiosa película que intenta aprovechar el tirón (inmerecido) de la primera parte y toda la ambientación que en ella se creaba para una noche al año muy especial. Una noche en que todo vale. No existe delito muy grande ni nada ilegal. Una noche que sirve de purga para nuestros deseos más oscuros. Y de paso, tal y como nos enseñan en esta película, le sirve al Estado y a los más adinerados para deshacerse de los pobres o indeseables. Pero vayamos por partes.

La película, sin hacer mención en ningún momento a la primera parte, nos situa en esa noche tan especial. Cabe mencionar que si no has visto la primera tampoco pasa nada. Podrás seguir la historia de esta segunda parte sin problemas y de paso todo lo que te habrás ahorrado por no pagar la entrada de la primera parte. Así como la primera se centraba en lo acontecido dentro de un hogar de nivel medio-alto (o alto a secas) ahora seremos testigos de la odisea de varios supervivientes en la calle en esa noche tan especial.
Visto así la historia parece interesante e incluso arranca con muy buenas ideas. Pero es que la película nos ofrece continuamente una de cal y otra de arena. Y la de arena cada vez es más grande hasta que nos da una palada genial de cal. Vamos, que estamos todo el rato entre darle al stop y mandarla a paseo o darle otra oportunidad porque lo que acaba de pasar molaba mucho.
La culpa de casi toda esta indecisión es de un guión que bien se lo habían podido haber currado un poco más puesto que nos ofrecen unos personajes co-protagonistas bastante planos que más que evolucionar involucionan y encima nos pretenden dar un mensaje moralista de la boca de la niña más insoportable y mandona que puedas soportar (o no soportar, como era mi caso). Y además estúpidos. ¿Pues no se ponen a discutir a gritos cada vez que pueden cuando deberían estar en el más absoluto silencio para que no les mate nadie?
El único protagonista que algo se salva es esa suerte de Frank Castle (El Castigador marveliano para quien no siga los comics) que peca precisamente de ser un blando. Por que de ser yo los dejaba en la primera esquina y me iba a mi misión personal de venganza. Pero claro, si lo hacemos no hay película. Pues que se lo curren un poco más los guionistas porque el guión se sustenta con pinzas.
Además se deja ver que han tenido miedo de poner más sangre cuando la película lo pedía. Más sangre y más violencia. Y a los muertos dejarlos muertos ¡coño ya! que luego siempre hay problemas porque no estaban muertos del todo. ¿Es que no aprenden nunca?

En resumen: solo, solo, para pasar el rato si te gustan las películas de futuros distópicos cercanos y violentos.

Lo mejor: el policía.
Lo peor: la niña repelente.





martes, 23 de septiembre de 2014

Mi primer emoticono por flash

Mira tú que bonico me ha quedado. Estaba el otro día viendo videos viejos de flashfacilito.com y me dije que debía crear el mío propio. Pues aquí está esta primera versión que he decido bautizar como jopicono.
Quizás algún día grabe en vídeo y lo publique en youtube el como lo mejoro y le pongo perilla. ;)

Por ahora lo pongo como nueva foto de perfil porque me ha gustado mucho. Tiene una pinta de locuelo embriagadora.


lunes, 22 de septiembre de 2014

Al filo del mañana

La batalla del día de la marmota.


Sí, ya sé que es un chiste malo pero no podía evitarlo. Tenemos aquí, en lo que presume ser una adaptación de un famoso manga (en su país), la historia de un soldado que cada vez que muere se despierta repitiendo el mismo maldito día. ¿Os suena de algo? Pues si bien Tom Cruise no es Bill Murray hay que reconocer que el autor del manga algo se basó en aquella célebre historia. E incluso el personaje del señor Cruise tiene cierto toque cómico cercano al de aquella película de los ochenta. Sobre todo en aquellas escenas que a base de prueba y error va mejorando en la batalla.

No hablaré sobre el manga original porque ni lo he leído y ni ganas tengo de hacerlo así que me centraré únicamente en la película. Que como tal debería sostenerse por sí misma sin necesidad de recurrir a documentarte en el cómic. Ciertamente la historia es atractiva, muy atractiva. Una guerra contra alienígenas en la que cuya batalla crucial se repite continuamente (no durante toda la película) con algún toque cómico, fantasioso (viajar en el tiempo yo me lo tomo como fantasía, todavía), y con gran presupuesto para los efectos especiales. Sobre dichos efectos diré que a mí me parecieron fascinantes aunque quisiera reseñar que los alienígenas se parecen demasiado a los de matrix, demasiado. Aunque si no hemos visto esa trilogía la verdad es que nos molarían demasiado -¿alguien no la ha visto?-.
De los actores la verdad es que poco hay que criticar. Tom Cruise le da incluso un toque cómico al asunto que sin embargo, por sutil, no desentona con la épica del asunto. Y Emily Blunt lo hace genial. Quién lo diría.
Del director... pues... si las cagadas del guión son cosa suya pues muy mal. Si no lo son la verdad es que genial. Como nos tiene acostumbrados, vamos.

Me explicaré. Como hemos dicho antes el protagonista despierta cada vez que muere. Cualquiera pensaría que sería para repetir el día (cuando despierta), pero no es así. Revive (si así se puede decir) desde el día anterior. Cosa que a mí me parece demasiado conveniente para que se vaya entrenando con más margen de tiempo -puesto que no es un soldado al uso, realmente-. Si lo pensamos bien esto nos lleva a otro detalle. ¿La mejora física que se va adquiriendo a traves de estos días se mantiene en las resurrecciones? Porque no parece que sea lógico que así sea aunque de no ser así no serviría de mucho tanto entrenamiento.
Más fallos del guión -o detalles curiosos, como queráis decirlo-. Cuidado con los spoilers. Cuando están en la oficina y consiguen convencer al jefe de Tom Cruise lo más lógico sería probar ese dispositivo que estaba en la caja fuerte ahí mismo. ¿Por qué huir en una alocada persecución arriesgándose a lo que pasa al final si la situación dentro de esa oficina está controlada? ¿Y por qué les persiguen si han convencido al jefe? Me parece una simple excusa para que pierda la habilidad de resucitar. Muy mala, malísima y muy mal ideada.
Y por favor, que alguien me explique el final. Vale que matan al bicho malo de turno y él vuelve a tener el divino-alienígena de volver en el tiempo cuando muere pero no debería aparecer en un tiempo en el que los aliens están muertos. Al revés, debería aparecer como todas las veces y repetir la batalla hasta que él no muera. De tal forma que ese supuesto final feliz que nos dan muestran me parece apresurado y demasiado autocomplaciente. Además al parecer esta habilidad temporal estaba ligada a la existencia del Gran-Bicho-Alien así que si está muerto y él impregnarse de todo esa sustancia-moco azul especial ¿se convierte en el Gran-Bicho-Humano o qué pasa aquí?

Bueno, en resumen, me parece una gran película de acción scifi que no está exenta de ciertos detalles "chocantes". Para pasar un buen rato cumple sobradamente.

Lo mejor: las continuas resurrecciones con su parte cómica.
Lo peor: un final raro y desconcertante.



domingo, 21 de septiembre de 2014

Nadie Vive

Se metieron con el chico equivocado.


Película del 2012 que ahora aparece en nuestro videoclub preferido. Una película que, si no fuera por el actor protagonista (Luke Evans) y un trailer más que interesante (ver abajo), la verdad es que no le hubiera dedicado ni cinco minutos. Hubiera sido una pena puesto que, aunque no está exenta de fallos, la película es muy entretenida y muy bien realizada.

Cuenta la historia de una pareja que está de viaje por uno de esos pueblos de EEUU de los que también nos han acostumbrado las series y películas a esperar cualquier asesinato en masa o hiperviolencia pueblerina. Y la cosa es que por ahí van los tiros. Sin embargo no destriparé el argumento -sobre todo si habéis visto el trailer- avisando de que resulta que el grupo de delincuentes se meten con la pareja equivocada. Más bien con él tipo equivocado. Que resulta ser un serial killer de los peores de la serie Mente Criminales (por poner un ejemplo), además de un luchador consumado -quizás algún seal retirado-.

Como ya nos podemos esperar nos encontramos dentro de ese potencial grupo de víctimas a los estereotipos clásicos de todo grupo de delincuentes; el jefe calculador, el chico novato, el chulo pirado asesino, el grandullón que sólo obedece al jefe y a la tía dura que se acuesta con el jefe. También le añadimos a la novia del novato que además es la hermana del jefe y ya tenemos una buena colección de personas asustadas ante la gran cagada que han hecho -por tocarle las pelotas al chico de ciudad-. Y es que Luke Evans (el próximo Drácula) lo clava. Casi, solo casi, da miedo. Aunque si vemos sus películas anteriores (a excepción del Hobbit) es cierto que siempre tiene una cara de psicópata que tira para atrás.

La película la verdad es que está muy bien. Pero nadie es perfecto y le recriminaría una cierta indecisión en lo referente al personaje de la secuestrada (vaya, no me acuerdo del nombre). Ella aparece asustada y avisando de la cólera de su secuestrador sobre los incautos delincuentes pero luego refleja una calma incoherente a su reacción inicial. Además no hay forma de posicionarte sobre su postura. No sabes si sufre un síndrome de estocolmo o es que simplemente le da todo igual, o si quiere escapar como sea. Y además hay una escena en que demuestra ciertas dotes de autodefensa que dejan entrever que detrás hay toda una historia. Pero luego se queda ahí, no hay más. Casi como si eso no hubiera pasado. Y además es tonta. OJO SPOILER. Es tonta porque cuando le van a reventar los sesos a su secuestrador ella decide evitarlo para poder hacerlo ella misma. Es algo tan ridículo y absurdo que parece puesto para llegar al final deseado por el guionista. Pero es absurdo.

En resumen: bien para pasar el rato, sobre todo si te gustan las series tipo Mentes Criminales.

Lo mejor: Luke Evans.
Lo peor: El desastre final.





sábado, 20 de septiembre de 2014

Trailer de Flockers

Y a mí que a este juego se le da un aire a los Lemmings pero en sádico sangriento. No sé, tendré que probarlo. Por ahora el trailer lo pongo por curioso y graciosete.